Crear cuenta

Suscríbete aquí para recibir información con las novedades de BIG SUPPS.

Si ya eres miembro Inicia sesión

Entrar

Iniciando sesión, aceptas las políticas de Privacidad, de Cookies y de Envíos de BIG SUPLEMENTS

¿No eres miembro? Crear cuenta
Curcumina: oro en polvo

Sergio Guerrero

@sergioguerrero_dietista


INTRODUCCIÓN

En esta nueva entrada del blog detallaremos los efectos de la curcumina, uno de los compuestos activos de la cúrcuma.  La medicina ayurvédica, un sistema tradicional indio de tratamiento, recomienda la cúrcuma para una variedad de condiciones de salud. Estos incluyen dolor crónico e inflamación. La medicina occidental ha comenzado a estudiar la cúrcuma como analgésico y agente curativo.

 

La cúrcuma, es una planta herbácea de la familia de las zingiberáceas nativa del suroeste de la India que durante mucho tiempo ha sido reconocida por sus propiedades medicinales.

 

La curcumina, ayuda en el manejo de condiciones oxidativas e inflamatorias, síndrome metabólico, artritis, ansiedad e hiperlipidemia. También puede ayudar en el manejo de la inflamación y el dolor muscular inducidos por el ejercicio, mejorando así la recuperación y el rendimiento en personas activas. Además, una dosis relativamente baja del complejo puede proporcionar beneficios para la salud de las personas que no tienen problemas de salud diagnosticados. La mayoría de estos beneficios se pueden atribuir a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios (Fig.1).

 

 

    Figura 1: Algunos beneficios de la curcumina en la salud humana.

 

 


FARMACOLOGÍA Y ESTRUCTURA MOLECULAR.

En el rizoma desecado se encuentran abundantes materias colorantes (3-5%) llamadas curcuminoides, de las cuales la principal es la curcumina, aislada en el siglo XIX.

Contiene además monodesmetoxicurcumina y bisdesmetoxicurcumina; aceite esencial (20-70 mg/kg) rico en carburos terpénicos, y turmeronas; de un 40-45% de polisacáridos principalmente arabinogalactanas, minerales (3-5%), carotenos, vitamina C y péptidos solubles en agua.

La cúrcuma tiene numerosos componentes moleculares, cada uno de los cuales posee una variedad de actividades biológicas. Se identifican 326 actividades biológicas de la cúrcuma. Tres de los componentes que se investigan ampliamente en la cúrcuma son los alcaloides curcuminoides de color dorado, a saber, la curcumina, la bisdemetoxicurcumina y la demetoxicurcumina.

 

La curcumina actúa como un eliminador de especies de oxígeno, e inhibe la peroxidación de lípidos y el daño del ADN. Además, hace de intermediaria en acciones antiinflamatorias y anticancerígenas a través de la modulación de varias moléculas de señalización. Suprime la biosíntesis de prostaglandinas y la actividad y expresión de la enzima ciclooxigenasa (COX)-2*. Hay muchas más, pero para que se entienda lo mejor posible nos centraremos en estas dos últimas.

 

*COX-2: Enzima que acelera la formación de sustancias que causan inflamación y dolor.

*Prostaglandinas: son un conjunto de sustancias de carácter lipídico derivadas de los ácidos grasos que Intervienen en la respuesta inflamatoria entre una de sus funciones más características.

 

En cuanto al metabolismo, inicialmente la curcumina sufre un rápido metabolismo intestinal para formar glucurónido de curcumina y sulfato de curcumina. La curcumina también puede experimentar un segundo metabolismo intensivo en el hígado, donde los principales metabolitos fueron glucurónidos de tetrahidrocurcumina y hexahidrocurcumina, con ácido dihidroferúlico y trazas de ácido ferúlico como metabolitos adicionales. Ciertos metabolitos de la curcumina, como la tetrahidrocurcumina, conservan propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

La ingesta de curcumina por sí sola no genera los beneficios para la salud asociados debido a su escasa biodisponibilidad, que parece deberse principalmente a la absorción deficiente, metabolismo rápido y eliminación rápida que se da principalmente mediante heces y en menor medida en orina.

 

 

    Figura 2: Metabolitos derivados de la curcumina

     


    PRINCIPALES USOS, DOSIS Y SEGURIDAD.

     

    ANTIOXIDANTE

     Entre valores de pH 3-7 actúa como un donador de protones extraordinariamente potente y por encima de pH 8, actúa principalmente como un donador de electrones, un mecanismo más adecuado para sus propiedades antioxidantes. El 60% de la curcumina administrada por vía oral se absorbe, pero la mayor parte se metaboliza a glucurónidos y compuestos de sulfato que se excretan en la orina. La coadministración de curcumina con piperina, un compuesto encontrado entre otros vegetales en la pimienta (Piper nigrum L.), aumenta la biodisponibilidad de la curcumina después de la dosificación oral, presumiblemente debido a la inhibición de la glucuronidación.

     

    Se ha demostrado que la curcumina mejora los marcadores sistémicos del estrés oxidativo, Sahebkar,A. y cols., 2015. En la misma revisión de datos de control aleatorizados se observó la eficacia de la suplementación con curcuminoides purificados en los parámetros de estrés oxidativo, e indicaron un efecto significativo de la suplementación con curcuminoides en todos los parámetros investigados del estrés oxidativo. Cabe señalar que todos los estudios incluidos en el metaanálisis utilizaron algún tipo de formulación para superar los desafíos de biodisponibilidad, y cuatro de los seis utilizaron piperina.

     

    ANTIINFLAMATORIO

     El factor de necrosis tumoral α (TNF-α) es un importante mediador de la inflamación en la mayoría de las enfermedades, y este efecto está regulado por la activación de un factor de transcripción, el factor nuclear (NF)-κB. Se ha demostrado que la curcumina bloquea la activación de NF-κB aumentada por varios estímulos inflamatorios diferentes. También se ha demostrado que la curcumina suprime la inflamación a través de muchos mecanismos diferentes más allá del alcance de esta revisión, lo que respalda su mecanismo de acción como un potencial agente antiinflamatorio. (Fig.3)

     

     

      Figura 3: La curcumina bloquea la producción de proteínas inflamatorias.

     

     

    ARTRITIS

     Son varios estudios han demostrado los efectos antiartríticos de la curcumina en humanos con osteoartritis y artritis reumatoide. Ejemplo de ello es el ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, realizado por Panahi, Y y cols. en 2014, donde se reclutaron a 40 sujetos con osteoartritis de rodilla de grado leve a moderado se asignaron al azar para recibir curcumina (500 mg/día en tres dosis divididas; n = 19) con 5 mg de piperina agregados a cada uno. Dosis de 500 mg o un placebo equivalente (n= 21) durante seis semanas. Hubo reducciones significativamente mayores en la escala analógica visual (EVA), las puntuaciones del índice de osteoartritis de las universidades de Western Ontario y McMaster (WOMAC) y las puntuaciones del índice funcional del dolor de Lequesne (LPFI) en el grupo de tratamiento en comparación con el grupo de placebo. Al comparar las subescalas WOMAC, hubo mejoras significativas en las puntuaciones de dolor y función física pero no en la puntuación de rigidez.

     

    La Arthritis Foundation cita varios estudios en los que la cúrcuma ha reducido la inflamación. Esta capacidad antiinflamatoria podría reducir la agravación que las personas con artritis sienten en sus articulaciones. La fundación sugiere tomar cápsulas de 400 a 600 miligramos (mg) de cúrcuma hasta tres veces al día para aliviar la inflamación.

     

    Seguramente, casi todos/as conocemos los antiinflamatorios no esteroideos (AINE por sus siglas en inglés) tales como el ibuprofeno. La curcumina se usa como una alternativa igualmente eficaz y sin efectos secundarios que sí ofrecen los AINE. Así se muestra en una una revisión sistemática y un metanálisis de ensayos clínicos aleatorizados publicado en 2016 por Daily, James W. et al., donde se propone que “8 –12 semanas de tratamiento con extractos de cúrcuma estandarizados (típicamente 1000 mg/día de curcumina) puede reducir los síntomas de la artritis (principalmente los síntomas relacionados con el dolor y la inflamación) y dar como resultado mejoras similares en los síntomas que el ibuprofeno y el diclofenaco sódico. Por lo tanto, se pueden recomendar extractos de cúrcuma y curcumina para aliviar los síntomas de la artritis, especialmente la osteoartritis

     

    SÍNDROME METABÓLICO

     El síndrome metabólico es un grupo de patologías que se presentan al mismo tiempo, incluye resistencia a la insulina, hiperglucemia, hipertensión, colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL-C) bajo, colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-C) elevado, niveles elevados de triglicéridos y obesidad.

     

    Se ha demostrado que la curcumina atenúa varios aspectos del síndrome metabólico al mejorar la sensibilidad a la insulina, suprimir la adipogénesis y reducir la presión arterial elevada, la inflamación y el estrés oxidativo. Además, existe evidencia de que los curcuminoides modulan la expresión de genes y la actividad de las enzimas involucradas en el metabolismo de las lipoproteínas que conducen a una reducción de los triglicéridos y el colesterol plasmáticos, y elevan las concentraciones de HDL-C.

     

    Tanto el sobrepeso como la obesidad están relacionados con la inflamación crónica de bajo grado; aunque los mecanismos exactos no están claros, se sabe que se liberan citocinas proinflamatorias. Se cree que estas citoquinas están en el centro de las complicaciones asociadas con la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, es importante abordar la inflamación.

     

     En un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo con un diseño de grupos paralelos, publicado en 2014 por Kuptniratsaiku; V. y cols., 117 sujetos con síndrome metabólico recibieron 1 g de curcumina más 10 mg de piperina para aumentar la absorción o un placebo más 10 mg de piperina durante ocho semanas. Los autores concluyeron que la suplementación a corto plazo con una combinación de curcuminoide y piperina mejora significativamente el estado oxidativo e inflamatorio en pacientes con síndrome metabólico.

     

    GENTE SANA

     La mayoría de los estudios de curcumina en humanos se han realizado en poblaciones con problemas de salud existentes. Quizás esto se deba a que los estudios en personas sanas pueden ser un desafío en el sentido de que los beneficios pueden no ser tan inmediatos y medibles si los biomarcadores son normales al inicio del estudio.

     

    Un estudio realizado por DiSilvestro, RA y colaboradores en 2012,  se reclutaron a adultos sanos de entre 40 a 60 años,  utilizaron una dosis de 80 mg/día de una forma lipídica de curcumina. Los sujetos recibieron curcumina o un placebo durante cuatro semanas. El tratamiento fue de 400 mg de polvo por día que contenía 80 mg de curcumina. Se tomaron muestras de sangre y saliva antes y después de las cuatro semanas. La curcumina redujo significativamente los niveles de triglicéridos, pero no los niveles de colesterol total, LDL o HDL. Hubo un aumento significativo en el óxido nitroso (NO) y en la molécula de adhesión intercelular soluble 1 (sICAM), una molécula relacionada con la aterosclerosis. La función de los neutrófilos relacionados con la inflamación aumentó, además, hubo una disminución en la actividad de la amilasa salival, que puede ser un marcador de estrés, y un aumento en las capacidades de captación de radicales salivales. También hubo una disminución en la placa de beta amiloide, un marcador de envejecimiento cerebral, y en las actividades de alanina amino transferasa en plasma, un marcador de daño hepático. Esto indica que una dosis relativamente baja de curcumina puede proporcionar beneficios para la salud de las personas que no tienen problemas de salud diagnosticados.

     

     Más reciente, en un estudio de Delacroix et Al., en 2017, Informaron que 2 g de curcumina y 20 g de piperina pueden ayudar a compensar algunos de los marcadores fisiológicos del dolor muscular después de un entrenamiento intenso en jugadores de rugby de élite.

     

    EFECTOS SECUNDARIOS

     La curcumina tiene un historial de seguridad establecido desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, según los informes del JECFA (Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud) y la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), el valor de la ingesta diaria permitida (IDA) de curcumina es de 0 a 3 mg/kg de peso corporal. Aún así, y dependiendo de la persona, pueden aparecer ciertos efectos secundarios, aunque suelen tener sintomatología leve.


    BIODISPONIBILIDAD Y ABSORCIÓN

    Un tema bastante recurrente, sobre todo sacado a la palestra por las marcas de suplementación, es la de ofrecer la curcumina más biodisponible del mercado.

     

    La realidad de todo esto, es que tanto la piperina, fosfolípidos, otros curcuminoides y aceites esenciales añadidos, nanopartículas etc., todas, y absolutamente todas han demostrado su eficacia. Simplemente con ciertas patentes, cuya evidencia actual es más limitada que en su competidor principal y el que más respaldo tiene por ahora, que es la piperina y su patente Bioperine, se necesitaría menos dosis para lograr un mismo efecto. Absorción y biodisponibilidad son dos cosas totalmente diferentes.

     

    Para más inri, no existe ningún estudio bien diseñado donde se compara una patente contra otra, para los/as que vengáis a citarme el estudio de Stohs et Al. publicado en 2020, está mal diseñado, además lo citan en el propio estudio.

     

    “Un problema importante es el hecho de que, con pocas excepciones, la mayoría de los estudios farmacocinéticos han hidrolizado muestras de plasma antes del análisis, lo que resulta en la determinación de la curcumina total y no solo libre. La hidrolización enzimática del plasma con glucuronidasa/sulfatasa para liberar la curcumina de sus conjugados, en lugar de medir la curcumina libre en muestras de plasma no hidrolizado, da como resultado la determinación de la curcumina total y no de la curcumina bioactiva libre. Por lo tanto, informar la curcumina total de las muestras de plasma hidrolizado proporciona resultados muy exagerados y engañosos”. Además, el estudio fue financiado por Boston Biopharm, dueña de la patente Biocurc.

     

    En resumen, que funcionar funcionan todas, y salvo que se necesitara megadosis no veo lógico usar una patente ultranovedosa, además suelen ser más caras. Como siempre, contexto.


    CONCLUSIONES

    La curcumina parece actuar principalmente a través de sus mecanismos antioxidantes y antiinflamatorios. Estos beneficios se logran mejor cuando la curcumina se combina con agentes como la piperina, fosfolípidos, antioxidantes o nanopartículas que aumentan significativamente su biodisponibilidad. La investigación sugiere que la curcumina puede ayudar en el control de las afecciones oxidativas e inflamatorias, el síndrome metabólico, la artritis, la ansiedad y la hiperlipidemia. También puede ayudar en el manejo de la inflamación y el dolor muscular inducidos por el ejercicio, mejorando así la recuperación y el rendimiento posterior en personas activas. Además, una dosis relativamente baja puede proporcionar beneficios para la salud de las personas que no tienen problemas de salud diagnosticados. En cuanto a cuál usar, cualquier tipo de patente funciona, o incluso sin ser patente, simplemente añadiendo piperina o grasa. Dependiendo del contexto de la persona se recomendaría una u otra. Las nuevas patentes aún carecen de poca evidencia científica.

    REFERENCIAS

    1. Ahmad, R. S., Hussain, M. B., Sultan, M. T., Arshad, M. S., Waheed, M., Shariati, M. A., Plygun, S., & Hashempur, M. H. (2020). Biochemistry, Safety, Pharmacological Activities, and Clinical Applications of Turmeric: A Mechanistic Review. Evidence-based complementary and alternative medicine : eCAM, 2020, 7656919. https://doi.org/10.1155/2020/7656919
    2. Akuri, M. C. , Barion, M. R. , & Guiguer, S. M. B. É. L. (2017). Alternative Therapeutic Approach for Cartilage Repair. In A. R.  Zorzi, & J. a.   de Miranda (Eds.), Cartilage Repair and Regeneration. IntechOpen. https://doi.org/10.5772/intechopen.72478
    3. Daily JW, Yang M, Park S. Efficacy of Turmeric Extracts and Curcumin for Alleviating the Symptoms of Joint Arthritis: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials. J Med Food. 2016 Aug;19(8):717-29. doi: 10.1089/jmf.2016.3705. PMID: 27533649; PMCID: PMC5003001.
    4. Delecroix B, Abaïdia AE, Leduc C, Dawson B, Dupont G. Curcumin and Piperine Supplementation and Recovery Following Exercise Induced Muscle Damage: A Randomized Controlled Trial. J Sports Sci Med. 2017 Mar 1;16(1):147-153. PMID: 28344463; PMCID: PMC5358025.
    5. EMA-HMPC. Community herbal monograph on Curcuma longa L., rhizoma. London: EMA. Doc. Ref.: EMA/HMPC/456845/2008. Adopted on: 12/11/2009
    6. Hewlings, S. J., & Kalman, D. S. (2017). Curcumin: A Review of Its Effects on Human Health. Foods (Basel, Switzerland), 6(10), 92. https://doi.org/10.3390/foods6100092
    7. https://www.arthritis.org/health-wellness/treatment/complementary-therapies/supplements-and-vitamins/supplement-and-herb-guide-for-arthritis-symptoms
    8. Kuptniratsaikul V, Dajpratham P, Taechaarpornkul W, Buntragulpoontawee M, Lukkanapichonchut P, Chootip C, Saengsuwan J, Tantayakom K, Laongpech S. Efficacy and safety of Curcuma domestica extracts compared with ibuprofen in patients with knee osteoarthritis: a multicenter study. Clin Interv Aging. 2014 Mar 20;9:451-8. doi: 10.2147/CIA.S58535. PMID: 24672232; PMCID: PMC3964021.
    9. Panahi Y, Rahimnia AR, Sharafi M, Alishiri G, Saburi A, Sahebkar A. Curcuminoid treatment for knee osteoarthritis: a randomized double-blind placebo-controlled trial. Phytother Res. 2014 Nov;28(11):1625-31. doi: 10.1002/ptr.5174. Epub 2014 May 22. PMID: 24853120.
    10. Sahebkar A., Serbanc M.C., Ursoniuc S., Banach M. Effect of curcuminoids on oxidative stress: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. J. Funct. Foods. 2015;18:898–909. doi: 10.1016/j.jff.2015.01.005.
    11. Stohs SJ, Chen O, Ray SD, Ji J, Bucci LR, Preuss HG. Highly Bioavailable Forms of Curcumin and Promising Avenues for Curcumin-Based Research and Application: A Review. Molecules. 2020 Mar 19;25(6):1397. doi: 10.3390/molecules25061397. PMID: 32204372; PMCID: PMC7144558.
    04 marzo, 2022 Por Big Suplementación

    PRODUCTOS RELACIONADOS CON ESTE ARTÍCULO

    REAL HEALTH

    Net Orders Checkout

    Item Price Qty Total
    Subtotal 0,00€
    Shipping
    Total

    Shipping Address

    Shipping Methods